miércoles, 20 de julio de 2016

Entrevista a Melisa Ramonda



Escritora cordobesa, le gusta escribir y dibujar en sus ratos libres. Entre sus obras nos encontramos con: Rasguños en la puerta (Serie RELP #1), Humo entre los arboles (Serie RELP #2), Primer cambio (Serie RELP #1.5), Gatos callejeros (perteneciente al universo RELP), Vigilante nocturno, Ocho Relatos de Fantasía y 25 Historias de Amor y de Dioses.


-Leí que escribís desde hace mucho tiempo, ¿qué te sucede cuando te metes en el mundo de la escritura?
Y, eso depende. Si estás con las re-ganas de escribir, no te das cuenta y pasan las horas y te súper-sumergís en lo que estás haciendo, como que te aislás del mundo... si estás con pocas ganas y escribís por obligación, porque tenés que hacerlo, las horas se te pasan igual de rápido pero el contador de palabras no se mueve [risa]. Yo tengo la suerte de que casi siempre que me siento a escribir es porque tengo ganas, cuando no hay ganas directamente no me pongo... y me pasa eso, me sumerjo. Estoy ahí, lo veo, lo huelo, siento la adrenalina. Muchas veces he llorado, como una tonta, con alguna frase o alguna situación, qué sé yo. Pero llorar mal, llorar como cuando se te hace ese nudo en la garganta que te duele y se te caen las lágrimas solitas. Cuando a la escritura se la siente, todo fluye enseguida y es un verdadero placer :)  

-¿Hay parte de Melisa en tus personajes o de personas que conoces?
Intento que no sea así, pero uno siempre sabe expresarse mejor en términos de la experiencia propia y termina siendo inevitable. Lo que sí, no creo haber puesto cosas de otras personas en mis personajes... quizá me he inspirado en algún amigo o amiga para construir a alguien más, pero poco más. 

 -Sí pudieras darle voz a uno de tus personajes para que se presente en la entrevista ¿a quién elegirías? ¿Por qué?
Esa es facilísima. Elegiría a Nikolai, porque él tiene experiencia con las entrevistas. Por eso de que es empresario y qué sé yo. El tipo seguro que sabe hablar en público, todo lo contrario a mí [risa]. 

 -¿Cuál fue tu primera historia terminada?
La primera historia (larga) que terminé hace mucho, mucho tiempo atrás, es una trilogía de fantasía histórica ambientada en el Japón del 1860. Hasta el día de la fecha sigue siendo la cosa más compleja en la que he trabajado en términos de construcción (requirió mucha –MUCHA- investigación sobre el marco histórico y el folklore local) y es uno de los proyectos de los que estoy más orgullosa, pero no lo he publicado porque necesita una intensa re-escritura. Lo escribí hace casi diez años… no lo puedo sacar del cajón así como está, hasta a mí me da dolor de estómago leer algunas frases [risa]. Y después tengo unas cuantas historias cortas, sí, que escribí cuando era más chica.

 -¿Qué sentiste al terminarla?
Aquella historia la escribí de un tirón durante un año y medio, trabajando de manera intensiva casi todos los días. En aquel tiempo no estudiaba todavía, solamente trabajaba. Tiene casi un millón de palabras en total. Son tres libros de unas 700-750 páginas cada uno… digamos que lo que hice después de terminarla fue no escribir nada más durante los siguientes dos años, me sentía físicamente agotada, pero satisfecha. En aquel entonces me parecía que era una obra maestra y ahora la releo y me quiero pegar un tiro en el pie, viste cómo cambia la perspectiva. Tengo períodos en los que soy muy productiva y períodos en los que se me van las ganas de escribir, pueden durar años… y no tienen explicación.

 -Cuando estas desarrollando una nueva idea ¿cómo es tu proceso de creación?
Te va a sonar estupidísimo, pero normalmente no hago un "proceso". Muchos dicen que si no hacen tablas, gráficas, notas, fichas de personajes, esquemas del argumento y blablablá no pueden trabajar. A mí me pasa todo lo contrario, mientras más estructurada y rígida la cosa, más me bloqueo y más me cuesta avanzar. Muchas veces todo empieza con una escena, una imagen, y he tenido un par de ocasiones en las que, después de esa escena inicial, toda la historia surge a borbotones, coherente y armada, y me queda poco más que sentarme y escribirla. Eso me pasó con RELP. HELA fue un camino más tortuoso, tenía claro lo que quería hacer pero me costó redondearlo... RELP se deslizó como si nada, de principio a fin. Fue todo un precedente para mí, me cambió completamente la forma de trabajar y de escribir, y de cómo aproximarme a los hechos y a los conceptos, de caracterizar y narrar, todo. 

-Ya tenés varias historias auto-publicadas y de seguro le tenés aprecio a todas, pero si tuvieras que elegir una ¿cuál sería? 
Doy vuelta la milanesa y te digo que no, que me quedo con otro proyecto muy viejo que llevo desarrollando desde hace varios años. Es largo, complejo, tiene muchas ramas y es probablemente lo más grande que jamás voy a producir, se basa mucho en la mitología nórdica (Caballo de Valkyrja de Ocho Relatos de Fantasía es un primer acercamiento a lo que va a ser, esa historia está relacionada). No puedo dar muchos detalles por el momento, pero va a ser importante. Y de las que el mundo ya conoce, me quedo con RELP justamente por eso de que fue "un antes y un después" para mí en muchos aspectos.

 -Y si hablamos de personajes ¿con cuál estas más encariñada? ¿Por qué?
Creo que le tengo mucho cariño a Mirko, porque tengo grandes planes para él. Es otra de esas cosas que tienen que salir bien sí o sí, y que va a salir me lleve el tiempo que me lleve. Ese chico heredó lo mejor del padre y lo mejor del abuelo (y también un poco de lo peor de ambos) y va a dar mucho qué hablar, espero [guiño]. 

-Mirando hacia atrás y revisando tus historias ya terminadas, ¿qué diferencias notas en tu forma de escribir nuevos proyectos?


 La mayor diferencia que he notado es la madurez con que abarco los temas. Eso de tratar con realismo incluso al elemento fantástico es algo en lo que he mejorado mucho... y en la forma de construir historias y personajes, también. Por ejemplo, si tomás Vigilante Nocturno, vas a notar que es muy distinta de RELP y no sólo por la temática, la forma en que está escrito es diferente... más liviana, más bruta. Esa historia tiene por lo menos diez años de antigüedad, comparada con RELP que es de 2013. Yo diría que si querés un buen comparativo entre mi antes y mi después, tenés que leer esas dos. 




-Volviendo un poco atrás ¿cuál fue la primera obra que publicaste? 
La primera de todas fue RELP, que irónicamente era una de las últimas cosas que había escrito en aquella época. Y creo que como debut fue un golazo. 

-¿Por qué fue la elegida?
Porque la estaba subiendo por LiveJournal y a la gente le gustaba. Éramos diez pelagatos, quince en el mejor momento, ponele, y LiveJournal ya estaba muriéndose como comunidad de blogs cuando empecé a moverme ahí; pero esos diez seres especiales me siguieron hasta el final y decían que les encantaba… y bueno, me animé a probar. Me dan ganas de empezar otro proyecto con publicación semanal en línea, para ver cómo es la reacción del público ahora.

-¿Qué te impulsó a tomar la decisión de hacerlo?
Alguien que yo conocía del círculo de LiveJournal usó Amazon para autopublicarse y habló sólo bondades del tema. Me dije que yo también podía probar, no me iba a hacer mal. Fue un despelote al principio porque hay que resolver un montón de temas legales antes de empezar (si vendés libros por Amazon, le pagás impuestos a EEUU) y demás, pero una vez cocinado, todo fue sobre ruedas. Y el sistema que tienen me encanta, a mí personalmente me da muchos beneficios. 

 
 -¿Qué experiencia fue la más linda al tener tu primer libro en físico?
Decime vos, ¿qué te parece que se siente tener un pequeño sueño cumplido? [risa] en una época (antes de hacer la carrera) llegué a estudiar cómo se imprimían los libros e hice tomos caseros de muchas historias viejas. Ya me emocionaba como una enana al tener esos libritos caseros entre las manos, así que imaginate. 


-Sos una autora auto-publicada y se sabe que no es algo sencillo, partiendo de que estas sacando al mundo un libro sin respaldo editorial, ¿cuál es la mayor complicación que encontraste?
Así como primeros obstáculos, hay dos cosas: la distribución limitada (no llegás a librerías y eso realmente te corta las piernas) y la publicidad, que es un laburo de hormiga propio del autor y que tiene que hacerse bien. Después está lo usual, tener que sobrevivir en un medio súper saturado que el lector promedio califica como inferior o que no vale la pena. Te encontrás un poco de todo. A mí por suerte me ha ido bien y no me puedo quejar, estos años me han dejado mucha experiencia sobre cómo manejarme en este pequeño mundo y lo que te conviene y no te conviene hacer o decir... 


-Hasta la fecha llevas cinco libros publicados pero, ¿qué te llevo a tomar la decisión de autopublicar y no hacerlo por medio de una editorial?
Simple y sinceramente: la falta de confianza. No en mi misma, sino en el destino de mi obra. La autopublicación me permitía tener el control total del contenido, derechos, diseño y demases de mi obra. Mientras que con una editorial, además de esperar a tener suerte, tenés que ceder el control de un montón de aspectos y quizá hasta aceptar que te cambien algunos, a veces elementos cruciales. En fin, un poco porque era el camino más inmediato, otro poco por desconfiada.
 





 

Millones de gracias Meli por darme la oportunidad de volverte loca con mis correos y por el chat :D para ayudarme en mi entrevista.

Proximamente reseña de RELP y HELA. Voy a disfrutar mucho releyendolas
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario